Seleccionar página

Tweet

La Haya es una ciudad interesante de visitar por su contraste entre edificios históricos y modernos. Además, es una de las ciudades más importantes de Europa por ser la sede de muchos organismos internacionales. También dentro de los Países Bajos es la capital administrativa, ya que allí se reúne su gobierno. Nos pareció una ciudad muy elegante con atractivos de sobras para pasar uno o dos días. Te contamos 20 cosas que hacer en La Haya.

25 cosas que hacer en Rotterdam
 

En este mapa están marcadas todas las cosas que hacer en La Haya de las que hablamos a continuación.

20 COSAS QUE HACER EN LA HAYA

1. Pasear por los patios del Binnenhof

En la típica foto de postal de La Haya siempre sale el Binnenhof. Se trata de un conjunto de edifcios que rodean el lago y sirven como lugar de reunión de las Cortes Generales de los Países Bajos. Allí también está la oficina del Primer Ministro y la sede del Ministerio de Asuntos Generales. Por lo tanto, se puede decir que son el centro de la política neerlandesa. Más allá de su relevancia, es un conjunto precioso y con mucha historia.

El castillo gótico es el elemento central y se construyó en el siglo XIII como residencia de los condes de Holanda. Aunque no se puede visitar el interior de todos los edificios, merece muchísimo la pena pasear por los patios interiores y verlos de cerca.

que hacer en La Haya
El Binnenhof, junto al lado Hofvhijver

2. Entrar en el Ridderzaall o Salón de los Caballeros

Una de las construcciones más espectaculares del Binnenhof es el Ridderzaall (Salón de los Caballeros). Se construyó entre los siglos XIII y XIV como una sala de fiestas, pero también sirvió como mercado o sala de juicios. Justamente por esa última función puedes ver una curiosas caras de madera con orejas enormes. Son los llamados escuchas que obligaban a la gente a decir la verdad en los juicios. La decoración de las vidrieras representa los escudos de varias ciudades del país y de varias familias de nobles. Si te apetece conocerla, puedes apuntarte a un tour guiado en inglés.

3. Disfrutar del arte en la pinacoteca Mauritshuis

Al lado de Binnenhof está esta preciosa pinacoteca. Su visita es un imprescindible que hacer en La Haya para los amantes del arte. Allí están muchas de las obras maestras de Rembrandt, incluyendo su famosa lección de anatomía. La otra estrella del museo es “La joven de la perla” de Vermeer. ¡No todos los días se pueden obras de semejante nivel! Si quieres disfrutar aún más la visita, puedes descargar una app gratuita  que te dará información sobre las obras. Más allá de los propios cuadros, el edificio es una joya en si mismo. Es una residencia construida en 1641 decorada con un gusto exquisito.

La entrada cuesta 14€ y es gratuita para menores de 19 años.

que hacer en La Haya
Observar este cuadro es una de las cosas más recomendables que hacer en La Haya

4. Tener buenas vistas desde la torre de Grote of Sint-Jacobskerk

Otro lugar que merece la pena visitar en La Haya es esta iglesia. Es uno de los edificios más antiguos que se conservan en la ciudad más allá del Binnenhof. Se construyó en el siglo XIV, aunque se fueron añadiendo elementos como su torre de más de 100 metros unas cuantas décadas más adelante. Justamente la torre tiene unas características únicas, es la única con forma hexagonal en los Países Bajos. También llama la atención el carrillón con 51 campanas que se instaló más recientemente, en 1959. Lo podrás ver como parte de la visita a la torre que se hace de jueves a domingo por 6€. Debes reservarlo ya que las plazas son limitadas.

Reserva tu visita a la torre

5. Ver coches muy originales en el Museo Louwman

Una de las visitas más curiosas que hacer en La Haya para los amantes de los coches. En este museo verás automóviles de todos tipo. Desde carros de caballos, coches que han salido en películas o un divertido coche en forma de cisne. Son piezas de colección de la familia Louwman.

La entrada cuesta 14€.

6. Conocer de primera mano el Palacio de la Paz

Esta es, probablemente, la visita más famosa que hacer en La Haya. Seguramente lo hayas visto alguna vez en el telenoticias por ser hogar de la Corte Internacional de Justicia, la Corte Permanente de Arbitraje y la Academia de Derecho Internacional. En definitiva, es la sede de la justicia a nivel europeo. El edificio se construyó en 1907 con una mezcla de estilos gótico y neoclásico. Tiene una decoración de los más internacional, con aportaciones de diversos países de todo el mundo.

Si te interesa conocer algo mejor la historia del edificio puedes entrar en el centro de visitantes, donde se visualiza un documental sobre el edificios y sus funciones además de tener una pequeña exposición. Todo está disponible en varios idiomas, incluido el español. También se hacen tours guiados en inglés los fines de semana por 9,50€.

que hacer en La Haya
El Palacio de la Paz, uno de los edificios más singulares de La Haya

7. Sentirse en medio del bosque en Haagse Bos

El pulmón de La Haya es, sin duda, el parque Haagse Bos. Con más de dos kilómetros de largo, es un espacio enorme lleno de vegetación. De hecho, está prohibido desforestar la zona desde hace siglos. Es como pasear por un bosque frondoso a pocos minutos del centro de la ciudad. Además, dentro del recinto hay una construcción impresionante, el palacio Huis ten Bosch. Es una de las residencias oficiales de la familia real holandesa. Para nosotros fue una parada muy relajante que hacer en La Haya, aunque si tienes poco tiempo en la ciudad quizá no puedes visitarlo porque está alejado del centro.

Huis ten Bosch
Un parque con un entorno de cuento

8. Quedar maravillado con el jardín Japonés del parque Clingendael

En medio del parque Clingendael (al lado de Haasge Bos) hay un pequeño jardín japonés encantador. Merece mención especial porque entrar allí es como trasladarse a otro lugar del mundo. Es el único jardín japonés de los Países Bajos y está lleno de detalles traídos del país nipón. Ten en cuenta que sólo está abierto del 30 de abril al 15 de octubre. La entrada es gratuita.

9. Ver dónde trabaja la familia real holandesa

Otro de los palacios de la familia real también está en La Haya. El palacio Noordeinde empezó siendo una granja medieval, luego pasó a ser un palacio residencial de los reyes y ahora se usa para trabajar en los asuntos de estado. Sus jardines están abiertos al público. Nos llamó la atención la aparente falta de vigilancia cuando lo visitamos.

10. Ver una pintura cilíndica en Panorama Mesdag

En La Haya puedes ver la pintura cilíndrica más antigua del mundo. Con 14 metros de alto y más de 120 metros de largo está expuesta sobre una especie de cúpula, en el ático de la casa donde vivió y trabajó el artista. La pintura te rodea y la sensación de profundidad y realismo es increíble. Es obra del pintor Hendrik Willem Mesdag, que se especializó en la temática marina. Muestra la vista de la playa del barrio costero de Scheveningen, que antes era un pueblo independiente de La Haya. También hay varias pinturas del propio Mesdag expuestas en la planta inferior.

La entrada cuesta 10€.

que hacer en La Haya
¿Pintura o realidad?

11. Visitar el Gemeentemuseum Den Haag

En el barrio residencial más moderno de La Haya hay un museo con un diseño rompedor. El edificio fue diseñado por el arquitecto neerlandés Hendrik Berlage. Dentro se exponen objetos relacionados con la historia de la ciudad, así como obras de arte contemporáneo donde destacan las de Mondriaan. También hay una colección de instrumentos musicales. Es una visita de interés que hacer en La Haya para los más apasionados del arte y arquitectura modernos.

La entrada cuesta 14,50€.

12. Ver los Países Bajos en miniatura en Madurodam

¿No tienes tiempo suficiente para descubrir todos los rincones interesantes de Holanda en persona? En Madurodam te lo ponen fácil con miniaturas interactivas. Podrás ver los edificios más famosos de Ámsterdam, el aeropuerto de Schiphol, los campos de tulipanes, molinos y la moderna ciudad de Rotterdam. Pero no todo es en miniatura, hay un campo de tulipanes gigantes de 2,5 metros. El parque lleva muchos años siendo una atracción de La Haya, pero se ha ido modernizando y ha incluido las nuevas tecnologías. Por ejemplo, hay pantallas táctiles que ofrecen información en varios idiomas incluido el español. Es una visita ideal que hacer en La Haya en familia para descubrir episodios de la historia del país.

La entrada cuesta 16,50€ en taquilla, pero puedes ahorrar 2€ si la compras online.

13. Subir al mirador del Het Strijkijzer

Muy cerca de la estación de tren está el tercer edificio más alto de La Haya, Het Strijkijzer. Mide 132 metros y contiene principalmente apartamentos y oficinas. Pero también puedes subir a disfrutar de su mirador. Tiene unas vistas fantásticas de la ciudad y se llega a ver el mar del Norte.

La entrada al mirador cuesta 9€ e incluye una bebida en el bar. Un buen plan que hacer en La Haya para acabar el día con buenas vistas.

14. Pasar por debajo de De Passage

Seguro que conocerás la Galería Vittorio Emmanuele II de Milán o Les Galeries Royales du Saint-Hubert en Bruselas. ¡Pues la Haya también cuenta con una bonita galería! Aunque no sea tan espectacular, seguro que Le Passage te recuerda a alguna de ellas.

Fue creda por dignatarios locales entre 1882 y 1885 con el propósito expreso de imitar las compras de lujo que se hacían en París. Es la galería comercial más antigua de los Países Bajos y entre sus pasillos encontrarás 20 boutiques interesantes, entre bares e incluso un hotel. Sin duda, una propuesta diferente que hacer en La Haya.

que hacer en La Haya
Una galería muy atractiva en el centro de la Haya

15.  Museum de Gevangenpoort

En pleno centro de La Haya hubo una cárcel medieval. Desde 1882 es el museo más grande sobre instrumentos de castigo y tortura en el país. Además, se muestra cómo eran tratados los acusados de un crimen, las diferencias que había entre los prisioneros ricos y pobres, cómo eran los juicios y en qué condiciones vivían. Un viaje al pasado tan interesante como escalofriante.

La entrada cuesta 10€.

16. Pasear por Lange Voorhout

Ésta es una de las calles más especiales y bonitas de la ciudad. Hay un paseo central ancho rodeado de árboles y edificios importantes del siglo XVIII como las embajadas de Reino Unido y Estados Unidos, el Tribunal Supremo de los Países Bajos o el palacio de invierno de la Reina Emma, abuela de la actual reina.

17. Dejar que te sorprendan las ilusiones ópticas en el museo Escher in het Paleis

Justo en el palacio de invierno de la Reina Emma ahora hay un museo muy curioso. Está dedicado a la obra de Maurits Cornelis Escher, un artista gráfico que se especializó en crear ilusiones ópticas. Podrías pasar horas intentando descifrar cómo unas manos salen del papel para dibujarse a ellas mismas, por ejemplo. Hay multitud de dibujos que te dejarán un buen rato pensando en cómo los consiguió.

La entrada cuesta 9,50€.

18. Alquilar una barca en Westbroekpark

Otro parque muy recomendable que ver en La Haya si hace buen tiempo. Aunque está alejado del centro de la ciudad merece la pena por su precioso jardín de rosas con más de 300 variedades de estas flores. Justo detrás del jardín hay un salón de te de lo más romántico. Incluso puedes alquilar una barquita para dar un paseo y también hay una zona muy chula de juego infantil.

19. Salir a cenar por el puerto de Scheveningen

Una de los barrios costeros más animados para dar un paseo es el de Scheveningen, el que está representado en el “Panorama Mesdag”. Hay muchos bares y restaurantes donde elegir en el paseo marítimo y hay un ambiente muy chulo para salir a cenar.

20. Pasear por las largas playas de La Haya

No podíamos acabar nuestra lista de cosas que hacer en La Haya sin acordarnos de sus playas. Con más de 11 kilómetros de costa, es la única gran ciudad neerlandesa que tiene playa. En verano, todo el mundo intenta aprovechar el buen tiempo para darse un chapuzón allí. Pero si no hace tiempo para ir a la playa no te preocupes. Hay un gran muelle cubierto que se adentra unos 300 metros en el mar con diversas tiendas y restaurantes dentro. Incluso hay una noria al más puro estilo de la playa de Santa Monica, en Los Ángeles.