Seleccionar página

Tweet

Bergen es la segunda ciudad más grande de Noruega y uno de los principales destinos turísticos del país. Situada en el valle de las siete montañas, Bergen es considerada la puerta de entrada a los fiordos noruegos. No te faltarán cosas que hacer en Bergen: desde perderte por su animado centro hasta deleitarte con la belleza de los fiordos. En este post te contamos 25 cosas que hacer en Bergen, una de las ciudades más atractivas de Noruega. Además te dejamos las mejores zonas y hoteles donde alojarse en la ciudad.

Mejores zonas y hoteles donde alojarse en Bergen
 

Puedes encontrar todos los lugares de los que hablamos a continuación en este mapa.

25 COSAS QUE HACER EN BERGEN (NORUEGA)

1. Curiosear en el Fisketorget, el mercado de pescado de Bergen

Desde el siglo XIII, Bergen cuenta con un mercado de pescado. Aunque en aquellos tiempos no era tan espectacular como el de ahora. En la planta superior del mismo edificio, el moderno Torghallen, se encuentra la oficina de turismo de Bergen. Allí encontrarás todo tipo de pescado fresco, ¡incluso vivo!

que hacer en Bergen
Este mercado es un auténtico espectáculo

Si te gusta el salmón allí te vas a perder porque hay mucha variedad y se nota que es de calidad. Para los más curiosos, también se puede comprar carne de ballena. Si no te gusta el pescado, no te preocupes: te dicen que es un filete de ternera y te lo crees.

Y si quieres algo curioso que hacer en Bergen, cuando estés paseando por el mercado, párate y ponte a escuchar. El español es la lengua más hablada porque allí trabajan un montón de españoles que buscan sacarse un dinerito extra para costearse el alto precio de la vida en Noruega.

2. Perderse por Bryggen, el muelle Hanseático de Bergen

Probablemente Bryggen es la zona más famosa de Bergen. Este barrio histórico, conocido mundialmente por las casitas de colores que forman la imagen de la ciudad, fue la residencia de los comerciantes de la Liga Hanseática.

Con el paso de los años, y tras sufrir varios incendios, las casitas de madera se han ido deteriorando. Si te encuentras algunas en reformas es lo más normal, aun así, la zona tiene un encanto especial. Si quieres sacar una foto bonita, te aconsejamos hacerla desde el oeste del mercado de pescado. Y si es posible, al atardecer.

que hacer en Bergen
Contemplar Bryggen desde el otro lado del fiordo es algo imprescindible que hacer en Bergen

3. Conocer la Iglesia de Santa María

No puedes marchar de Bergen sin conocer el edificio más antiguo de la ciudad. Este templo románico data del siglo XII y se le distingue por sus dos grandes torres que posee. Su visita es muy interesante, al igual que su cementerio anexo. Sin lugar a duda, un lugar donde se respira paz en el mismo muelle de Bryggen.

4. Visitar el Museo Hanseático *

En uno de los edificios de madera más antiguos del muelle podrás ver cómo vivían los comerciantes de la Liga Hanseática. De hecho, la construcción de 1704 es la única que conserva su interior original. El museo consta de tres plantas donde verás los minúsculos dormitorios, las oficinas, talleres y almacén.

La entrada cuesta 100 coronas (11€) e incluye el acceso a otros dos museos. Schøtstuene está a cinco minutos a pie del museo principal, allí puedes ver tres salas de reuniones y una cocina. En temporada alta (mayo-septiembre) también hay una lanzadera gratuita al Museo Noruego de la Pesca.

Consejo

Si tienes pensado entrar en la mayoría de museos y atracciones de pago de la ciudad, te recomendamos comprar la Bergen Card para ahorrar. Hemos marcado todos los sitios incluidos en la tarjeta con un asterisco (*).

Nosotros usamos la Bergen Card gracias a Visit Norway y Visit Bergen. El transporte público por todo Bergen está incluido, cosa que nos facilitó mucho el poder visitar varios lugares en un mismo día.

5. Conocer la Fortaleza Bergenhus *

En Bergen puedes visitar una de las fortalezas más bien conservadas de Noruega. Es un gran complejo con construcciones que datan del siglo XII, pero también otras mucho más actuales de después de la II Guerra Mundial. En época medieval fue hogar del rey, después tomó funciones militares hasta que hace algunas décadas se lleva usando para hacer actos públicos como conciertos. Es un recinto muy extenso con varias zonas ajardinadas muy agradables para dar un paseo.

Además, hay el Bergenhus Festningsmuseum, un museo gratuito que muestra las distintas fases históricas del complejo. La entrada a todos los edificios del recinto que se pueden visitar está incluida en la Bergen Card.

que hacer en Bergen
Esta fortaleza es uno de los principales atractivos de la ciudad

6. Entrar en el Håkons Hall *

Dentro de la fortaleza hay dos edificios que destacan. El primero de ellos es esta sala construida en el siglo XIII, cuando reinaba el rey Håkon. Entonces, Bergen era el centro político de Noruega. Se usaba para eventos especiales organizados por la realeza. Ahora es la construcción medieval sin función religiosa más antigua del país. La entrada cuesta 80 coronas (8€) para poder ver una reconstrucción de cómo lucía por dentro en su época.

7. Y también descubrir la Torre Rosenkrantz *

Muy cerca de Håkons Hall hay una imponente torre que dejó atrás las funciones defensivas para convertirse en un estupendo mirador. Empezó siendo otra de las residencias reales hasta que Eirik Magnusson murió en 1299. A partir de entonces se hizo famosa por sus mazmorras, donde se encerraba a los habitantes más temibles hasta el siglo XIX. La entrada para ver las salas antiguas y subir a la cima cuesta 80 coronas (8€).

8. Subir al Monte Fløyen, algo imprescindible que hacer en Bergen *

Esta es otra de las cosas que no puedes perderte en Bergen. Junto al muelle hanseático es el principal atractivo de la ciudad. Ubicado al noreste de Bergen, el Monte Fløyen es el más famoso de los siete que hay en Bergen y ofrece unas magníficas vistas de la ciudad y sus alrededores.

Se puede subir andando, aunque si no te gusta caminar demasiado, te aconsejamos especialmente el Fløibanen. Este precioso funicular panorámico te subirá al Monte en apenas 5 minutos. El billete del funicular cuesta 45 coronas por trayecto. Si tienes la Bergen Card tendrás un 50% de descuento en los meses de verano y te saldrá gratis en los meses de invierno. 

que hacer en Bergen
Una panorámica increíble de la ciudad y del fiordo

9. Quedarse de piedra ante la Catedral de Bergen

En pleno centro de la ciudad se alza una pequeña catedral de origen medieval. Es una construcción sin demasiadas florituras, con fachada e interior muy austeros. Eso sí, el edificio actual es el resultado de varias reconstrucciones a lo largo de los siglos. Lo que perdura pese al paso del tiempo es la marca de una bala de cañón en su fachada. Impactó allí durante una batalla entre buques ingleses y holandeses en 1665. La catedral está rodeada de un pequeño jardín lleno de lápidas, una pequeña muestra de lo preciosos que son todos los cementerios en Noruega.

10. Descubrir la Iglesia Fantoft *

Esta preciosa iglesia medieval se encuentra a una media hora en transporte público desde el centro de Bergen. Se trata de una reconstrucción, ya que la original fue destruida en 1992 por un incendio intencionado. Creemos que es una visita que merece la pena, no solo por el edificio, sino por el entorno en general. Está en medio de un precioso bosque con varios caminos para pasear y observar la iglesia desde otra perspectiva. 

La forma más fácil para llegar a la Iglesia Fantoft desde el centro de Bergen es coger el tranvía 1 en dirección al aeropuerto y bajarse en la parada Fantoft. A partir de ahí, no tardarás más de 10 minutos andando.

que hacer en Bergen
Albert contemplando la belleza de la Iglesia Fantoft

11. Subir al Trolltunga

Otra de las actividades más famosas que hacer en Bergen es aceptar el desafío de subir al Trolltunga. Junto a Preikestolen y Kjeragbolten, es la ruta más espectacular de Noruega. El camino para llegar a la famosa roca es complicado y exigente y está pensado para senderistas avanzados. En total vas a recorrer 22 kilómetros con 700 metros de desnviel. Para subir y bajar de Trolltunga se tardan unas 10 horas, lo que complica bastante hacer la excursión en un día desde Bergen (si no dispones de coche de alquiler). La opción más conveniente es alojarse en Odda y coger el autobús que te llevará hasta el principio de la ruta.

Temporada para subir al Trolltunga

La temporada de ascensión al Trolltunga es del 15 de junio al 15 de septiembre. A partir de entonces hasta que empiezan las nevadas se recomienda ir con un guía.

Del 16 de octubre al 18 de marzo está prohibido subir si no eres experto por las condiciones meteorológicas adversas.

Si quieres tener una buena experiencia, te recomendamos seguir los consejos de seguridad de Visit Norway.

12. Hacer la excursión Norway in a Nutshell

Si tienes poco tiempo en Noruega y quieres conocer su belleza en pocas horas, esta excursión es perfecta para ti. Te llevará por una de las zonas más bonitas del país. Cogerás trenes, autobús e incluso hay tiempo para hacer un crucero por el Nærøyfjord, considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. También se hace el trayecto entre Flam y Myrdal, considerado como uno de los viajes en tren más bonitos del mundo. Esto último fue, sin duda, nuestra parte favorita del viaje.

Nuestra experiencia y consejos para el Norway in a Nutshell
 

Además, está muy bien si tienes pensado viajar de Bergen a Oslo o viceversa. Puedes hacer el trayecto en un día entero haciendo varias paradas a lo largo de la ruta. Una vez vistas todas las bellezas de la ruta, puedes elegir coger el tren de vuelta al lugar de origen o ir a la otra ciudad. No te preocupes por el equipaje, todos los transportes que se utilizan cuentan con espacio para maletas.

que hacer en Bergen
El tren panorámico es espectacular

13. Relajarse en el Byparken

Este bonito y tranquilo parque es el pulmón de Bergen. Está ubicado en el centro de la ciudad y es perfecto para relajarse tras un día ajetreado de turismo por la ciudad.

14. Entrar en la Bergen Kunsthall

En esta galería de arte moderno las exposiciones de artistas tanto noruegos como internacionales van cambiando cada mes. Pero no es un simple museo, sino que también sirve como recinto para eventos culturales. Además, también tiene una cafetería y tienda de libros. Una parada imprescindible que hacer en Bergen para los amantes del arte contemporáneo. La entrada cuesta 50 coronas (5€).

15. Visitar los Museos KODE *

Si te gusta el arte, no puedes dejar de visitar estos cuatro museos distintos. El primero es de artesanía y diseño, el segundo está cerrado por remodelación, en el tercero podrás disfrutar del arte de la Edad de Oro noruega (especialmente Edvard Munch) y en el cuarto verás arte contemporáneo con obras de artistas como Picasso o Miró.

La entrada a los museos está incluida en la Bergen Card. Si no la tienes, la entrada única para los cuatro museos cuesta 100 coronas (unos 10€ aproximadamente).

que hacer en Bergen
El autorretrato de Munch en la clínica, uno de los atractivos del KODE 3

16. Aprender sobre la lepra en el Museo Leprosy *

Bergen tuvo la mayor concentración de enfermos de lepra de Europa en la segunda mitad del siglo XIX. De hecho, la dolencia también se conoce como la enfermedad de Hansen, porque fue ese físico noruego que descubrió su origen en Bergen. Por eso, tres hospitales de la ciudad se habilitaron para atender a los enfermos. El hospital de San Jorge, el más antiguo, cerró sus puertas en 1946 después de la muerte de los dos últimos pacientes. Ahora es un museo donde puedes aprender sobre la enfermedad en cuestión y la evolución de la medicina. La entrada cuesta 80 coronas (9€) y está incluida en la Bergen Card.

17. Curiosear en el Acuario de Bergen *

A unos 20 minutos andando del centro de Bergen puedes ver todo tipo de criaturas marinas. El acuario tiene un montón de actividades didácticas dirigidas especialmente a los niños, pero interesantes para todos. Hay sesiones para dar de comer a los pinguinos, focas y diversos peces, así como presentaciones de cocodrilos o leones marinos.

La entrada cuesta 220 coronas (24€). Está incluida en la Bergen Card de noviembre a febrero y el resto de meses hay un 25% de descuento.

18. Escaparse al Palacio de Gamlehaugen

Una escapada rápida e interesante que hacer en Bergen es acercarse al Palacio de Gamlehaugen. Es la residencia oficial de los reyes de Noruega cuando se encuentran en Bergen. ¿Cómo puedes saber si están o no? Muy fácil, sólo hay que mirar si ondea la bandera, eso significa que están allí. El edificio es espectacular, se construyó para el que fue Primer Ministro del país de 1905 a 1907, que lo donó al estado después de su muerte. Aunque el interior no se puede visitar, el ambiente es inmejorable. Está rodeado de jardines muy bien cuidados. Además, el fiordo donde está es una zona muy popular para bañarse y tomar en sol en verano. Un bonito paseo que hacer en Bergen para aprovechar un día soleado.

que hacer en Bergen
El Palacio de Gamlehaugen, una excursión recomendable que hacer en Bergen | Aqwis

19. Visitar el Museo Grieg *

Edvard Grieg fue uno de los habitantes más célebres de Bergen. El compositor noruego vivió a unos 10 kilómetros del centro, en una bonita villa. Ahora se ha convertido en museo para mantener viva su memoria. La casa está ubicada en medio de la naturaleza, con vistas al lago Nordås, un lugar ideal para inspirarse y componer música. En su interior podrás aprender sobre la vida y obra de Grieg, así como contemplar su querido piano Steinway. La entrada cuesta 100 coronas (11€), la mitad si tienes la Bergen Card.

20. Pasárselo en grande aprendiendo en el VilVite Bergen Science Center *

Una visita muy divertida y didáctica que hacer en Bergen para aprender sobre ciencia. Hay hasta 75 instalaciones interactivas para comprender temas complejos como la obtención de la energía o la meteorología. Como la mayoría de museos de este tipo, está pensado para que los niños lo disfruten.

La entrada cuesta 175 coronas (19€). Es gratuita con la Bergen Card, excepto de junio a agosto, cuando se apkica un 50% de descuento.

21. Subir al Ulriken para tener vistas desde la montaña más alta de Bergen

Si no te conformas con el Monte Fløyen, también puedes subir a la colina más alta de Bergen. A 643 metros de altura, tiene unas vistas impresionantes de la ciudad y sus alrededores. Además, es una zona ideal para practicar diversos deportes. De hecho, tienen un calendario de actividades. Hay un teleférico que te lleva hasta la cima en sólo 7 minutos desde las afueras de la ciudad. Cuesta 170 coronas (19€) ida y vuelta. Sin duda, otro de los imprescindibles que hacer en Bergen.

22. Y también al Stoltzekleiven y alucinar con sus vistas

Si te gusta el deporte, algo muy recomendable que hacer en Bergen es subir al Stoltzekleiven. Es un mirador a más de 700 metros de altura con vistas estupendas de la ciudad y los fiordos. El punto de inicio es Fjellveien, a unos 20 minutos andando al norte del centro. Se tarda alrededor de unas 3 horas en subir y bajar. El primer tramo asusta, con más de 700 escaleras empinadas, pero después el camino se vuelve más suave. No se recomienda hacer este recorrido en invierno, ya que puede ser peligroso por el hielo.

23. Comprar un souvenir de Navidad en Julehuset

¿Eres de esos apasionados por la Navidad que no desmontan el árbol hasta febrero? Entonces esta tienda es una parada obligada que hacer en Bergen. Venden decoraciones navideñas de todo tipo, incluidos el Papá Noel tradicional de los países nórdicos, llamado nisse. Además, la tienda está en Bryggen, un lugar de paso obligado en cualquier visita a Bergen.

24. Conocer la casa del compositor Ole Bull *

Una de las figuras musicales más importantes de Noruega fue el violinista Ole Bull. Nació en Bergen, pero decidió retirarse en una isla cercana a la ciudad. Puedes llegar hasta Lysøen (la isla de la luz) para contemplar la preciosidad de casa donde murió Bull en 1880. Un siglo más tarde, su nieta donó la villa para que pudiera ser bien conservada y visitarse. Puedes visitar su interior hasta allí en los meses de verano e incluso disfrutar de un concierto los domingos en un ambiente excepcional.

25. Hacer un crucero por Osterfjord

No nos olvidábamos de algo imprescindible que hacer en Bergen: conocer alguno de los fiordos que rodean la ciudad. Osterfjord es uno de los más cercanos y bonitos. La forma más sencilla de quedar boquiabierto con este espectáculo de la naturaleza es coger un crucero desde Bergen. Dura unas 3 horas y llega hasta Mostraumen, un canal muy estrecho por donde impresiona pasar con el barco.

Si dispones de coche, una idea genial es tomarse un día para explorar libremente los alrededores del fiordo. Seguro que querrás parar en cada curva, ¡porque el paisaje es precioso!