Seleccionar página

Tweet

La capital sueca es una ciudad muy diversa con multitud de actividades. No te faltarán cosas que hacer en Estocolmo. Nos encantaron sus museos, así como sus miradores y, cómo no, el precioso casco histórico tan colorido. Vayas en invierno o en verano, Estocolmo tiene muchos planes para ti. Te contamos 40 cosas que hacer en Estocolmo para que aproveches al máximo tu visita.

Las mejores zonas para alojarse en Estocolmo a buen precio
 

Consejo

Recomendamos comprar la Stockholm Pass para ahorrar en entradas a museos y lugares de interés. Hemos marcado todos los sitios incluidos en la tarjeta con un asterisco (*).

No somos demasiado partidarios de estas tarjetas porque creemos que suelen poner actividades de relleno para encarecerlas. En el caso de Estocolmo, la selección de museos y atracciones está muy bien hecha para que salga a cuenta.

Nosotros usamos la Stockholm Pass de 48h y tuvimos suficiente para ver la mayoría de cosas incluidas en la tarjeta. Cuesta 795 coronas (83€).

Hemos marcado todos los sitios de interés en este mapa para que organices tu visita a Estocolmo más fácilmente.

40 COSAS QUE HACER EN ESTOCOLMO

1. Perderse por el centro histórico de Estocolmo (Gamla Stan)

Encontrarás las calles más encantadoras de Estocolmo en su centro histórico medieval, uno de los más grandes y bien conservados de Europa. Allí se fundó la ciudad en 1252 y sigue siendo la zona donde se concentran la mayoría de sus atractivos. Sus calles adoquinadas son peatonales, ideales para pasear entre sus encantadores edificios de colores. La zona está llena de tiendas, cafés y restaurantes, sobre todo en sus dos calles principales: Västerlånggatan y Österlånggatan.

que hacer en Estocolmo
El Gamla Stan no nos dejó indiferentes. ¡Piérdete por sus calles!

2. Gastar la batería de la cámara en Prästgatan

Pasear por Prästgatan es un imprescindible que hacer en Estocolmo. Es una calle estrecha con fachadas muy pintorescas y con mucha historia. De hecho, aún se puede ver un resto de una construcción del año 1100 en la esquina con la calle Kåkbrinken. Su nombre significa Calle de los sacerdotes, ya que allí vivieron los religiosos que servían la Catedral de Estocolmo. Un lugar ideal para sacar fotos bonitas 🙂

3. Sentarse en un banco y admirar la plaza Stortorget

Ésta es la plaza más antigua de Estocolmo y, seguramente, la más fotografiada. En pleno corazón del casco histórico, es el punto de encuentro desde hace muchos siglos. Allí se reunían comerciantes y ciudadanos. Ahora, los protagonistas de la plaza son los edificios estrechos de colores que alegran el ambiente. Si visitas Estocolmo en diciembre, no te pierdas el mercadillo navideño que se celebra en Stortorget. 

Stortorget también es el hogar de la Börshuset, el edificio señorial del siglo XVII donde se encuentran la Academia Sueca y el Museo y Biblioteca Nobel. Otro icono de la plaza es el pozo que hay en el medio, diseñado por el mismo arquitecto de la Börshuset. 

que hacer en Estocolmo
Sacar la típica postal de la ciudad es algo imprescindible que hacer en Estocolmo

4. Aprender sobre la ciencia y la cultura en el Museo Nobel *

Uno de los actos más conocidos es la entrega de los premios Nobel. Por eso, una visita muy interesante que hacer en Estocolmo para aprender más sobre los premios, los laureados y su creador es el Museo Nobel. Allí podrás ver una sala con objetos personales de los premiados, así como explicaciones sobre los grandes avances científicos y tecnológicos que han impulsado. No sólo hay exposiciones corrientes, también se pasan vídeos e incluso hay representaciones teatrales dedicadas a grandes figuras como Nelson Mandela o Marie Curie.

Aunque no parezca una temática apropiada para niños, se las han ingeniado para hacerlo atractivo para los pequeños. Hay una zona infantil llena de cuentos ilustrados sobre personajes y descubrimientos claves en la historia, así como una zona para colorear.

La entrada cuesta 120 coronas (12€) e incluye un tour guiado en inglés si te interesa hacerlo. Los menos de 18 años no pagan y los martes de 17h a 20h la entrada es gratuita para todo el mundo.

Consulta los horarios de la visita guiada

5. Visitar el Palacio Real de Estocolmo *

La residencia de la familia real sueca está abierta al público. Con más de 600 habitaciones y siete plantas, hay espacio para albergar hasta cinco museos. Este palacio barroco es impresionante, además podrás descubrir un montón de cosas sobre el pasado y el presente de la realeza sueca. Podrás ver armaduras, carruajes, coronas… No te pierdas el cambio de guardia. La entrada cuesta 160 coronas (17€). Hay la posibilidad de hacer un tour guiado por 20 coronas más (2€).

6. Y también fotografiarlo desde el Skeppsholmsbron

Uno de los mejores lugares para contemplar el Palacio Real es el puente Skeppsholm. Es una estructura de acero considerada monumento histórico que conecta la península de Blasieholmen con la isla de Skeppsholmen. Como curiosidad, hay una corona dorada en el puente, mirando hacia el Palacio Real.

que hacer en Estocolmo
Desde este puente tendrás una de las mejores vistas de Estocolmo

 

7. Navegar por los canales de Estocolmo *

Con la cantidad de islas que hay en Estocolmo es muy recomendable ver la ciudad desde un barco. Hay infinidad de tours de diversas duraciones. Nosotros hicimos el tour por el archipiélago y nos gustó mucho ver el ambiente tan natural que hay a pocos kilómetros de la ciudad. También hay paseos por el Canal Real y para conocer los puentes de la ciudad. Todo un imprescindible que hacer en Estocolmo, ya sea en invierno o en verano. Eso sí, el mal tiempo en invierno puede cancelar algunas salidas.

Consejo

Los barcos que hacen el tour por el archipiélago tienen un espacio exterior, desde donde se tienen las mejores vistas. Aunque vayas en verano coge algo de abrigo porque al salir de la ciudad sopla el viento y hace fresquito.

8. Alucinar con la historia de la Catedral de San Nicolás *

Se considera la primera parroquia de Estocolmo y, según la leyenda, fue construida por Birger Jarl, el fundador de la ciudad. No se sabe bien la fecha exacta de su construcción, pero apareció por primera vez documentada en 1279. En 1527 se convirtió en una iglesia protestante luterana. Además, por su ubicación en el corazón de la ciudad, ha sido escenario de coronaciones, funerales y bodas reales. También se le llama Storkyrkan, La gran iglesia en sueco y es la sede de la diócesis de Estocolmo.

Aunque no vaya demasiado contigo eso de visitar iglesias, es un lugar histórico  una visita imprescindible que hacer en Estocolmo. Su fachada amarilla con detalles blancos y su interior de ladrillo con varias obras de mucho valor te conquistarán. La entrada cuesta 60 coronas (6€).

que hacer en Estocolmo
El interior de la preciosa Catedral de Estocolmo

9. Conocer el espectacular interior del Ayuntamiento de Estocolmo

Estocolmo tiene un ayuntamiento muy original. ¡Se usaron nada más y nada menos que 8 millones de ladrillos para construirlo! Pero no solo impresiona por fuera, dentro tiene un montón de salas lujosas donde se celebran eventos tan importantes como el banquete de los premios Nobel.

Dentro también hay una tienda de souvenirs representativos de la ciudad. Pero si quieres conocer su interior más allá de comprar un recuerdo puedes hacerlo con un tour guiado en inglés. Hay uno cada media hora de 9h a 15:30h. Cuestan 110 coronas (11€) de abril a octubre y 90 coronas (9€) el resto de meses. Durante los meses de verano también hacen tours en español.

Toda la información sobre los tours guiados

10. Observar la ciudad desde la torre del ayuntamiento

No pierdas la oportunidad de subir a la torre del ayuntamiento para tener una de las mejores vistas de Estocolmo. En lo alto de la torre está representado el escudo de armas de la ciudad con tres coronas. Por cuestiones climáticas, sólo está abierto de mayo a septiembre. Todas las visitas son guiadas, se hacen a diario cada 40 minutos. La entrada cuesta 50 coronas (5€).

que hacer en Estocolmo
Y si no quieres subir a la torre, desde la parte inferior también hay unas vistas espectaculares

11. Plantarse en el centro de Estocolmo en Sergels Torg

Esta plaza se creó el siglo pasado para modernizar la ciudad y se ha convertido en el punto de encuentro en la parte más nueva de Estocolmo. Allí hay muchísimas tiendas y de día siempre encuentras gente paseando, ya que es un espacio peatonal. Justo debajo de la plaza está la estación de metro T-Centralen, la más transitada de Estocolmo. Pero el protagonista es el obelisco de cristal de 38 metros, que se ilumina por la noche. Siempre hay mucho ambiente en Sergels Torg, especialmente en verano, cuando se celebran varios eventos al aire libre.

12. Ir de compras en la calle Drottningatan

La calle más popular del centro moderno es ésta. Está repleta de tiendas de todo tipo para todos los bolsillos. No es nada especctacular que hacer en Estocolmo, ya que se trata de una simple calle peatonal con casi las mismas tiendas que en cualquier otra ciudad europea. Pero es un buen lugar para pasear y ver el ambiente. No te pierdas los grandes almacenes Åhléns, los más famosos de la ciudad.

13. Quedarse de piedra con el arte en el metro de Estocolmo

En pocas ciudades es tan interesante moverse en transporte público. Aunque Estocolmo no es muy grande y se puede ir caminando casi a cualquier sitio, te recomendamos coger el metro aunque sea una vez para conocer algunas de sus estaciones.

Galería fotográfica de las mejores estaciones

14. Relajarse en el Kungsträdgården

El parque más famoso de la ciudad y un punto de encuentro para los locales. En verano se celebran conciertos y espectáculos al aire libre. Algo muy divertido que hacer en Estocolmo en inverno es patinar sobre la pista de hielo que se instala en este parque. Está en pleno centro de la ciudad, rodeado por edificios tan bonitos como el de la ópera.

15. Visitar el Museo Vasa , una visita imprescindible que hacer en Estocolmo *

Hay muchos museos en Estocolmo, pero elegiríamos el Vasa si sólo pudiéramos ver uno. Hay varias exposiciones dedicadas al objeto central: un buque que naufragó el 10 de agosto de 1628. El rey mandó construir este enorme navío de guerra y nadie se atrevió a desobedecer. Al zarpar del puerto de Estocolmo por primera vez se fue a pique. Después de 333 años bajo el agua, tardaron 2 años en sacarlo a la superficie para exponerlo. Se mantiene casi intacto, con el 98% de su estructura original.

Tanto el barco como las exposiciones sobre su construcción, rescate y vida en aquella época son muy interesantes. La entrada cuesta 130 coronas (14€).

que hacer en Estocolmo
El Vasa, una visita recomendable que hacer en Estocolmo

16. Aprender sobre la historia sueca en el Museo Nordiska *

Bajo el techo de un edificio impresionante, se esconde un buen museo para los que buscan impregnarse de la cultura local. Allí encontrarás exposiciones sobre la ropa, los juguetes, las tradiciones, la comida, la vivienda y muchos aspectos más de la vida en Suecia a lo largo de los siglos. El edificio, inaugurado en 1907, está inspirado en un castillo renacentista danés. Los planes del arquitecto eran hacerlo cuatro veces más grande, ¡pero a nosotros nos pareció espectacular igualmente! La entrada cuesta 100 coronas (10€) y los martes es gratuita de 13h a 17h.

17. Divertirse en el Museo ABBA

Uno de los grupos musicales más célebres es sueco y se merecen un museo por lo que han hecho bailar a todo el mundo. El museo dedicado a ABBA muestra la historia del grupo y de cada uno de sus miembros. Además, hay una exposición de objetos como los discos de platino que ganaron o la ropa que llevaban. Lo más divertido es la parte interactiva, que te permite ser el quinto miembro del grupo para cantar y bailar con ellos.

La entrada cuesta 250 coronas (26€) e incluye una audioguía en español.

18. Contemplar los edificios de Strandvägen

La avenida que lleva del centro hasta Djurgården es un lugar muy popular entre los locales. Les encanta pasear por aquí (andando o con bicicleta) o incluso salir a correr haga sol o nieve. Todos los edificios son impresionantes, así que te recomendamos llegar hasta la isla de los museos por esta calle tan bonita.

que hacer en Estocolmo
Una de las avenidas más bonitas de Estocolmo

19. Desconectar en Djurgården

Entre museo y museo, no pierdas la oportunidad de disfrutar la preciosa isla de Djurgården. Allí se encuentran la mayoría de museos de Estocolmo, pero además es una preciosa zona ajardinada. Puedes pasar el día allí perfectamente. Hay varios restaurantes, zonas infantiles y buenas vistas de los edificios señoriales del centro de la ciudad.

 

20. Trasladarse en el tiempo en el museo al aire libre Skansen *

Este es, sin duda, el museo más original de Estocolmo. Se trata de un gran espacio descubierto donde podrás aprender sobre la vida en Suecia hace unos siglos. Se conservan casas de piedra, molinos, un precioso campanario de una iglesia que se quemó y hay recreaciones de escuelas, bancos o panaderías de la época, entre muchas otras cosas.

También hay una zona con animales típicos de los países nórdicos, como lobos o alces. También hay una granja pensada para estar en contacto con los animales y un área de animales exóticos. Una visita imprescindible que hacer en Estocolmo, especialmente si viajas con niños. La entrada cuesta 180 coronas (19€) para adultos y 60 coronas (6€) para niños hasta 15 años.

que hacer en Estocolmo
¡En Skansen disfrutamos como niños!

21. No perderse el Junibacken * si viajas en familia

Los más pequeños podrán entrar a curiosear en casa de Pippi Långstrump o disfrutar en una sala de juegos perfectamente ambientada. La atracción estrella del museo es un trenecito que se va moviendo lentamente por distintos escenarios mientras por los altavoces te cuentan una historia. Está disponible en muchos idiomas, incluido el español. Además, hacen hasta 7 representaciones teatrales cada día en inglés y sueco, pero la vestimenta y marionetas que usan encantarán a los niños igualmente. Además, podréis comer en familia en un restaurante ambientado como un circo.

La entrada cuesta 159 coronas (17€) para adultos y 139 coronas (15€) para niños hasta 15 años.

22. Divertirse en el Gröna Lund *

Otra actividad muy divertida que hacer en Estocolmo es visitar el parque de atracciones más antiguo de Suecia. Se inauguró en 1883 y tiene 31 atracciones para todos los públicos. Hay varias montañas rusas, una caída libre y no se olvidan de la clásica casa del terror. También hacen varios espectáculos y conciertos, especialmente en verano.

La entrada cuesta 115 coronas (12€) y está incluida en la Stockholm Pass. Si quieres un pase ilimitado para subir a las atracciones durante todo el día cuesta 330 coronas (35€), que no se incluyen en la Stockholm Pass. También puedes comprar tickets sueltos por 25 coronas (3€) por atracción.

23. Descubrir el barrio bohemio de Södermalm

La isla de Södermalm es la más hipster de todo Estocolmo. Allí encontrarás cafeterías muy monas, tiendas de pequeños diseñadores y galerías de arte. Siempre había sido una zona residencial para las clases trabajadoras, pero la gentrificación está afectando mucho al barrio, que se ha convertido en el favorito de aquellos con mayor poder adquisitivo.

que hacer en Estocolmo
Södermalm, al atardecer

24. Hacer un picnic en Skinnarviksberget y disfrutar de las vistas

Esta colina en el centro de Estocolmo es un lugar muy frecuentado en verano para hacer picnics. Es el mejor mirador natural de la ciudad, con unas bonitas vistas del casco histórico y el ayuntamiento. Allí mismo hay una cafetería al aire libre donde tomar un café o un helado. También es un lugar ideal para visitar en familia, ya que hay un parque infantil.

25. Ver el atardecer desde Monteliusvägen

Éste es otro mirador estupendo cercano a Skinnarviksberget. Se trata de un caminito elevado que rodea la costa norte de Södermalm. Desde allí las vistas del ayuntamiento, el casco histórico y el lago Mälar son preciosas. Ver atardecer desde Monteliusvägen es algo muy recomendable que hacer en Estocolmo. El camino es de tierra, así que ten en cuenta que estará lleno de barro si ha llovido.

que hacer en Estocolmo
Albert no quitó ojo al precioso atardecer

26. Aprender sobre la fotografía en Fotografiska *

Este museo tiene exposiciones únicamente de fotografías. Hacen cuatro grandes exposiciones al año que ocupan la planta inferior, mientras que en las plantas de arriba hay otras exposiciones más pequeñas. Nosotros visitamos la exposición Being there, del fotoperiodista Paul Hansen y nos dejó muy impactados. Recomendamos comprobar de qué trata la exposición principal antes de visitar el museo, porque si no te interesa igual te decepciona.

Pero no sólo podrás admirar las fotografías expuestas, sino que también hacen cursos y conferencias para todos los niveles. Es una visita imprescindible que hacer en Estocolmo para los amantes de la fotografía. La entrada cuesta 135 coronas (14€).

27. Apreciar las vistas desde el mirador Fjällgatan

Si quieres disfrutar de otro buen mirador, no te pierdas el de Fjällgatan. Es encantador y popular. Se encuentra justo al lado de Fotografiska, solo tendrás que subir unas escaleras. Si hay cruceros atracados en el puerto te entorpecerán mucho las vistas, así que no aconsejamos que vayas allí si los ves desde el Gamla Stan. 

28. Ver el cartel iluminado de Stomatol

El cartel publicitario iluminado más antiguo de Suecia se ha convertido en un icono de Estocolmo. Es de la marca de pasta de dientes Stomatol, la primera que se lanzó al mercado. El cartel es del año 1909 y lo puedes ver en la calle Klevgränd, al lado de la estación de Slussen. Aunque no es algo imprescindible que hacer en Estocolmo, no está de más conocerlo. 

29. Tomarse un fika

Hay pocas tradiciones tan particulares en Suecia como la pausa del café. Se le llama fika y va mucho más allá de tomar un café rápido, sino que es el ritual de sentarse con amigos, familiares o compañeros de trabajo, compartir dulces y charlar. Es habitual hacer una pausa para el fika en muchas empresas y según muchos empresarios, es el secreto de la productividad sueca. Hacer esta pausa tan característica es algo muy tradicional que hacer en Estocolmo 🙂

30. Alucinar con la Biblioteca Nacional de Suecia (Stadsbiblioteket)

Con más de medio millón de libros en más de 100 idiomas distintos, la biblioteca más grande de Suecia merece una visita. Además, el edificio es creación del arquitecto sueco Erik Gunnar Asplund, que creó una gran estructura central circular con acceso libre a todos los volúmenes. Es un lugar de estudio y relajación muy apreciado por los locales. Está abierta todos los días, así que no hay excusa para no pasarse por allí 🙂

31. Ver la casa donde nació el síndrome de Estocolmo

Algo curioso que hacer en Estocolmo es conocer el origen del síndrome al que da nombre la ciudad. En agosto de 1973 hubo un famoso atraco con cuatro rehenes en el banco Kreditbanken, en pleno centro. Después de varios días de negociaciones con la policía de por medio, los rehenes se pusieron de parte del secuestrador y no quisieron testificar en su contra. Hoy en día ya no hay ningún banco allí, sino una tienda de la marca de ropa sueca Acne. Aún así, es un lugar histórico y curioso que visitar en Estocolmo.

que hacer en Estocolmo
En el edificio de la derecha fue donde se originó el Síndrome de Estocolmo

32. Pasear entre las tiendas más exclusivas

A tocar del antiguo Kreditbanken está la calle más exclusiva de Estocolmo. Es un tramo peatonal con edificios preciosos que ocupan las grandes firmas de la moda. Un lugar bonito para pasear, tanto si te apetece derrochar en un capricho como si no.

33. Cambiar los colores del skyline

Puedes cambiar el color de las luces de la torre Telefonplan desde tu móvil. En 2006 se creó una instalación para que cualquiera pueda elegir el color de la iluminación llamando o a través de una aplicación. Se ha convertido en un icono del poder del pueblo y una forma para conectar con la ciudad.

Cómo cambiar los colores de la torre Telefonplan

34. Ir de excursión al espectacular Palacio de Drottningholm *

Si estás tres o más días en Estocolmo, visitar la localidad vecina de Dronttningholm es una bonita excursión de un día. Allí está la residencia de la familia real sueca desde 1981. Aunque el palacio se construyó bastante antes, en el siglo XVII. Podrás ver los antiguos salones, sus preciosos jardines y el pabellón chino.

Puedes llegar hasta allí en barco. El billete de ida y vuelta cuesta 325 coronas (34€) e incluye la visita al palacio. Sin duda, algo aconsejable que hacer en Estocolmo.

que hacer en Estocolmo
Una excursión imprescindible que hacer en Estocolmo si cuentas con tiempo en la ciudad

35. Descubrir el Globen Arena, el edificio esférico más grande del mundo *

Es un simple pabellón donde se celebran conciertos y eventos deportivos, pero su forma y tamaño llaman mucho la atención. La construcción esférica mide 85 metros de altura. No te conformes con verlo desde abajo, sino que puedes subir encima del edificio gracias al SkyView. Son unos ascensores que van de punta a punta del edificio y se elevan más de 100 metros sobre el nivel del mar. Si te gusta probar todos los miradores, probar esta atracción es una cosa divertida que hacer en Estocolmo. El paseo dura unos 20 minutos y cuesta 150 coronas (16€). Está incluido en la Stockholm Pass.

36. Conocer la bella historia del puente Västerbron

Este puente se construyó en 1935 para conectar el norte y el sur de la ciudad. Lamentablemente, no tardó en convertirse en un sitio desde donde se suicidaba mucha gente cada año. En 2012 decidieron poner vallas para acabar con esa tendencia. Ahora se ha convertido en el puente del amor, ya que está lleno de candados de parejas que demuestran su amor. Una bonita transformación, ¿verdad? Está un poco alejado del centro, pero puedes llegar hasta allí bajando en la parada de metro Hornstull.

que hacer en Estocolmo
Una visita curiosa que hacer en Estocolmo. El amor no tiene límites | Larske

37. Subir a la Torre de la Televisión Kaknas y apreciar la ciudad desde las alturas

Aunque no destaca precisamente por ser el edificio más bonito de Estocolmo, la torre de la televisión tiene muy buenas vistas. A 155 metros de altura se ve la ciudad y sus alrededores, una bonita estampa ideal para contar islitas. También hay un restaurante en lo alto de la torre. La entrada cuesta 70 coronas (7€).

38. Comer kötbullar, las típicas albóndigas suecas

No te conformes con probarlas en Ikea, algo obligado que hacer en Estocolmo es probar las auténticas albóndigas suecas. Se hacen con carne de vaca y se acompañan con salsa de nata, mermelada de arándanos y puré de patatas. El local más popular y económico para comer kötbullar es Meatballs for the People, en Södermalm. Allí tienen menú mediodía de 125 coronas (13€).

10 restaurantes donde comer barato en Estocolmo
 

que hacer en Estocolmo
No puedes irte de Estocolmo sin probar esta especialidad sueca | Reverseolle

39. Escaparse al Woodland Cemetery

Este cementerio no es uno más, sino que está considerado como Patrimonio Mundial de la UNESCO. Fue creado durante 25 años por dos arquitectos modernistas suecos que se inspiraron en la forma nórdica de ver la vida y la muerte en relación con la naturaleza. Para que te hagas la idea de su belleza, incluso hacen tours guiados de un par de horas en inglés. Están disponibles los domingos de julio a setiembre por 100 coronas (10€). Aunque no hagas el tour, dar un paseo por allí es algo muy relajante que hacer en Estocolmo. Está siempre abierto y se llega fácilmente en metro.

40. Date un baño en cualquier mes del año

Si visitas Estocolmo durante el verano, acércate a la isla de Långholmen. Antiguamente había una cárcel allí, pero ahora se ha convertido en la playa más popular de la ciudad. Está a sólo 10 minutos caminando de la estación de metro de Horstull.

¿Que tienes pensado ir a Estocolmo en invierno? No hay problema, también puedes bañarte 😉 En este caso, es una opción para valientes. En el parque Hellasgården, cuando su enorme lago se hiela, rompen un círculo de hielo para poderse bañar al más puro estilo nórdico. Una de las actividades que hacer en Estocolmo reservada a los más atrevidos.