Seleccionar página

Tweet

Si tienes poco tiempo en Bergen y quieres ver parte de la esencia del país, hacer el Norway in a Nutshell es una opción magnífica. Especialmente si no dispones de coche de alquiler y pretendes moverte entre las ciudades. Con esta excursión, la más popular del país nórdico, podrás ver muchísimo en poco tiempo. En este post te contamos nuestra experiencia sobre el Norway in a Nutshell y algunos truquillos para disfrutarlo todavía más.

Es importante saber que hay varios tipos de recorrido. Nosotros aconsejamos hacer el que hicimos, ya que te permite hacer el trayecto de Flåm a Myrdal en tramo ascendente, que es mucho más bonito. Por ejemplo, a parte de desde Bergen, puedes empezarlo en Voss u Oslo o alargarlo un día más durmiendo en Flåm.

1. Tren de Bergen a Voss

A las 8:43 cogimos el primer tren en la estación central de Bergen con destino Voss. El propio tren va hasta Myrdal, así que verás que otros pasajeros no se bajan en Voss porque hacen el recorrido a la inversa. El trayecto hasta Voss dura aproximadamente algo más de una hora y te permite ver paisajes espectaculares. 

Consejo
En ningún trayecto de la excursión hay asiento reservado. Tu experiencia va a depender mucho de tu ubicación en los trenes y autobuses. En este primer viaje, si quieres tener las mejores vistas te aconsejamos que te pongas en el lado izquierdo del sentido de la marcha. 

La excursión está muy bien organizada. El personal conoce a la perfección todas las partes del recorrido y te ayudan con todo lo que necesitas. De manera muy puntual llegamos a las 9:56 a Voss, una pequeña localidad conocida mundialmente por su agua, una de las más caras del mundo. Allí no tuvimos tiempo para nada más: llegamos y nos subimos directamente a un bus panorámico que nos llevó hasta Gudvangen. 

Bonitas vistas desde el tren con destino Voss

2. Autobús de Voss a Gudvangen

Una vez bajamos del tren giramos a la izquierda y seguimos todo recto en dirección al parking de autobuses. Allí nos esperaban cinco vehículos distintos: tres para transportar a los usuarios del Norway in a Nutshell y otros dos más para los que hacían la excursión por libre. Al final no dejaba de ser un autobús público, pero si contratas la excursión de Fjord Tours, tienes que subir a alguno de los que pone Norway in a Nutshell en el panel. 

Importante
Si quieres tener las mejores vistas tienes que colocarte en la primera fila en el lado derecho del autobús. Las vistas de la carretera son espectaculares y si te sientas detrás solo podrás ver los laterales.

El trayecto de Voss a Gudvangen dura aproximadamente algo más de una hora y el conductor te va explicando en inglés los lugares más bonitos a medida que vas pasando por ellos. Carreteras preciosas, lagos y cascadas por doquier. 

Sin embargo, el tramo más bonito se encuentra en la parte final, Stalheimskleiva. Esta carretera es una de las más peligrosas de Europa. Tiene 1.7 kilómetros de longitud a una media del 20% de pendiente. Esta carretera se construyó en 1842 con el propósito de unir Voss con Gudvangen, precisamente nuestro trayecto. Estar sentado en la parte delantera del bus durante el descenso es espectacular, así que tenlo en cuenta y baja rápido del tren. 

Carreteras espectaculares por el camino

A lo largo del trayecto por esta carretera tan empinada, podrás disfrutar de las magníficas vistas del valle Nærøydalen, que figura en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Antes era una carretera para ambos sentidos, pero debido a su peligrosidad, ahora solo se puede utilizar para bajar. En total, en solo 1.7 kilómetros bajas nada más ni nada menos que 258 metros. ¡Impresionante! Nosotros empezamos el descenso con un sol increíble y llegamos abajo que no veíamos nada, literalmente. Estábamos un poco asustados porque pensamos que no veríamos nada en el crucero por el Nærøfjord. Al llegar a la terminal de ferries de Gudvangen se confirmó el peor presagio: no veíamos ni el agua. 

3. Crucero por el Nærøfjord, una de las cosas más interesantes del Norway in a Nutshell 

A medida que pasa el tiempo, la excursión se volvía más divertida. Aunque llegamos a Gudvangen que no veíamos nada, estábamos ilusionados por navegar en ese precioso fiordo, considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Al llegar a Gudvangen, apenas tienes tiempo de pasar por la tienda-cafetería para echar un ojo a lo que tienen. Aunque nosotros tuvimos más tiempo de lo normal porque el ferry vino tarde por la intensa niebla que había en el fiordo. ¡No se veía nada!

El barco es simplemente espectacular. Moderno, cómodo y práctico, ya que había unas pantallas que te marcaba en todo momento donde estabas y cuáles eran los atractivos que ver en cada zona. También tiene un bar-cafetería a bordo que venden todo tipo de productos. En general, una experiencia muy bonita.

Un paisaje espectacular por el fiordo

Empezamos el recorrido en barco pensando que tendríamos que disfrutar de la cafetería porque no se veía absolutamente nada por la niebla. Pero a la media hora de surcar por las aguas del fiordo la niebla desapareció gradualmente y nuestras retinas pudieron disfrutar de esta obra de arte esculpida por la naturaleza. No hay nada mejor que ponerse en la parte delantera “a lo Titanic” y dejarse llevar por el momento. ¡Parece que estés volando!

A lo largo del camino te vas encontrando cascadas, pueblos e iglesias preciosas. Uno de los momentos más interesantes del recorrido es cuando el fiordo se bifurca y pasas a navegar por el Aurlandsfjord con destino Flåm. Aunque este no es tan bonito como el anterior (es más ancho) también merece la pena. Después de 1:50 horas de crucero llegamos a Flåm. Su viveza, con sus casitas de colores y entre montañas, se puede observar desde el propio barco. 

4. Flåm, ideal para descansar y comer

Flåm es un pueblo de menos de 350 habitantes a los pies de un fiordo. Es conocido mundialmente por su famoso tren panorámico, que dicen que hace el recorrido más bonito del mundo. Nosotros lo corroboramos. ¡Es espectacular!

Pero antes de coger el tren, tuvimos 1:30 horas en el pueblo que aprovechamos para comer y estirar las piernas con vistas a los fiordos. Si tienes más tiempo en Flåm o pasas una noche allí puedes plantearte hacer alguno de sus caminos senderistas panorámicos. También hay varios miradores, el más conocido Stegastein, desde donde tendrás unas vistas espectaculares. Para llegar allí tienes que coger un bus en Flåm. En menos de 30 minutos te dejará en el mirador. Son bastante frecuentes. Nosotros no tuvimos tiempo, pero estamos seguros que regresaremos para subir allí.

5. Tren panorámico de Flåm a Myrdal 

Es sin duda el principal atractivo de la excursión junto al crucero por el fiordo. El trayecto muestra lo mejor del impresionante paisaje del oeste de Noruega. En algo menos de una hora subimos desde los pies del fiordo hasta la estación de Myrdal, ubicada 867 metros por encima del nivel del mar. 

El increíble trayecto panorámico de Flåm a Myrdal

Durante el trayecto puedes disfrutar de un paisaje espectacular. Nos sorprendió cuando se paró 5 minutos a los pies de una cascada enorme. Poder bajar allí fue una experiencia increíble. 

A las 15:52 llegamos a la estación de Myrdal, el tiempo justo para hacer unas fotos y cambiar de tren en dirección Bergen. En este caso, para seguir disfrutando de las vistas, te aconsejamos ponerte en el sentido derecho de la marcha. 

Vistas panorámicas desde el tren con destino Myrdal

¿Merece la pena el Norway in a Nutshell? 

Efectivamente. Como hemos dicho, si no cuentas con coche de alquiler o no tienes mucho tiempo para descubrir la Noruega más salvaje por tu cuenta, es una opción estupenda. En solo unas horas verás un montón de cosas y disfrutarás como un niño pequeño.

El precio de nuestro recorrido fue de 1440 coronas noruegas por persona (aproximadamente unos 150€). Es bastante caro, pero al final del día, si te paras a pensar todo lo que has hecho, no te lo parece. Especialmente, porque tienes la sensación de que los has invertido bien.  En nuestro caso damos las gracias a Visit Norway y a Fjord Tours por darnos la oportunidad de disfrutar esta magnífica excursión.